Congreso Enfermería y Salud | PAPEL DE LA ENFERMERÍA EN LA PREVENCIÓN DE NEUMONÍAS
1651
post-template-default,single,single-post,postid-1651,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

PAPEL DE LA ENFERMERÍA EN LA PREVENCIÓN DE NEUMONÍAS

PAPEL DE LA ENFERMERÍA EN LA PREVENCIÓN DE NEUMONÍAS

PAPEL DE LA ENFERMERÍA EN LA PREVENCIÓN DE NEUMONÍAS

La enfermedad invasora causada por el Streptococcus pneumoniae (neumococo) constituye un importante problema de Salud Publica debido a su morbilidad y mortalidad, con tasas más altas entre los lactantes, niños pequeños y personas mayores de 65 años.

Las formas más graves de infección neumocócica se incluyen dentro del grupo denominado enfermedad neumocócica invasiva (ENI) constituido por bacteriemia (asociadas o no a neumonía), meningitis, pleuritis, artritis, peritonitis primaria y pericarditis. La letalidad por ENI oscila entre 16% y 36%, pudiendo llegar a alcanzar el 50% en los mayores de 64 años.

Además de estas formas invasivas, se estima que el S. pneumoniae es el microorganismo más frecuentemente implicado en las neumonías adquiridas en la comunidad (NAC), en los adultos, donde está presente en alrededor del 50% de los casos, y de otras patologías como las otitis media aguda o sinusitis en los niños.

La incidencia aumenta con la edad, que condiciona ingreso hospitalario y, en casos graves, en unidades de cuidados intensivos, donde la letalidad puede llegar al 36%.

En 2015, en Castilla y León, la tasa de incidencia global de ENI ha sido de 5,65 casos por 100.000 habitantes. En los dos últimos años la incidencia de ENI ha aumentado un 19%. El 60% de los casos de ENI se han presentado en mayores de 65 años.

Según la OMS, la enfermedad neumocócica es la primera causa de muerte prevenible mediante vacunación en el mundo, no sólo en niños sino en todas las edades. Por ello, la OMS considera esencial y prioritaria la introducción e implementación de la vacunación frente al neumococo de forma universal en todos los países.

En los adultos, a pesar de las medidas terapéuticas y preventivas disponibles tanto en España como en países de nuestro entorno, la incidencia de ENI se mantiene aún en tasas altas.

La Asociación Española de Enfermería y Salud, al igual que otras sociedades científicas, como la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública o la Asociación Española de Vacunología, quiere incidir sobre la necesidad de dedicar más atención y recursos a la vacunación del adulto y a la concienciación de la sociedad y de los profesionales sanitarios de que la vacunación no finaliza con la adolescencia.

La Junta de Castilla y León publicó el 26 de octubre de 2016 la instrucción de la Dirección General de Salud Pública sobre el programa de vacunación frente al neumococo, con el objetivo de disminuir la morbimortalidad por enfermedad neumocócica en la población general y en los grupos de riesgo más susceptibles a través de una adecuada cobertura de vacunación. La población adulta se vacunará conforme a esta Instrucción, con una dosis de VNP 23 (vacuna polisacárida 23 valente) a los 60 años. Los nacidos a partir de 1951 recibirán además una dosis de VNC 13 (vacuna conjugada 13 valente) a medida que cumplan los 65 años de edad. Las personas que pertenezcan a determinados grupos de riesgo, en función de su susceptibilidad, deberán recibir diferentes pautas y vacuna/s que no son objeto de detalle en este documento.

Por todo ello, en Castilla y León debemos hacer un esfuerzo en completar la vacunación de la población general, personas de 65 años(nacidas a partir del 1 de enero de 1951): Vacunación con 1 dosis de VNC 13, según Calendario Oficial de Vacunaciones del Adulto de Castilla y León. No son necesarias dosis de recuerdo.

La enfermera es motor fundamental en la promoción de la salud y concretamente en la profilaxis vacunal.

La enfermera de atención primaria de Castilla y León tiene una responsabilidad y un papel activo en la captación de las personas nacidas en las cohortes de 1951 y sucesivas, a medida que la población va cumpliendo los 65 años, que deberían recibir una dosis de vacuna VNC 13  y por cuestiones organizativas no se están vacunando, actualmente.

Desde las sociedades científicas queremos promover el papel activo y fundamental de la enfermera en la captación y plena cobertura vacunal antineumocócica para prevenir las neumonías y sus complicaciones, así como el correcto aprovechamiento de los recursos a tal fin.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de las cookies. Puedes obtener más info o saber cómo cambiar la configuración en nuestra "Política de Cookies". Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar